viernes, 22 de julio de 2011

Nada es casual...

nunca.
no me vas a explicar nada,
porque ese no es nuestro estilo.
vas a aparecer, como siempre, como quien-no-quiere-la-cosa
pero queriéndola, claramente.
y me querés como si nada
como si mañana pudieras no quererme
con lo cual disfruto lo poderoso
de ese simple instante
en que sonreís y te prendés un pucho.
y yo te miro como si pudiera quererte
como si mañana no nos fuéramos a ver
no por la muerte
ni por la pintura
ni por la necesidad.
no me vas a explicar nada, porque ese no es nuestro estilo.
y porque no lo necesito.

1 comentario:

Ezequiel dijo...

Estas escribiendo muy piolavago Lau, bien ahi