jueves, 21 de julio de 2011

hongos y sanación, humo de otro color, cosas de Un soñador.



En el mundo hay lugar para un solo Principito, para una sola boa, para un solo elefante, para una sola rosa.
Pero las espinas,
ay! las espinas,
cuánto lugar tenemos para ellas.


.

No hay comentarios: