viernes, 17 de diciembre de 2010

Lo peculiar de nuestro gran calabozo es esta especie de terror por el bosque

.
.
.

1 comentario:

José A. García dijo...

Agarofobia se dice...

Saludos

J.