lunes, 6 de septiembre de 2010

.lo único que quiero.

prefiero comer aunque no tenga hambre.
prefiero los más bajos deseos carnales.
los más altos deseos de lo ajeno.
eternas siestas
y breves ataques violentos.
fui más allá del bien, volví más acá del mal,
mientras tanto vos.
prefiero esto,
antes que ahogarme enternecida por mi reflejo en un
asqueroso
y mugriento
charco de agua.

No hay comentarios: