martes, 27 de julio de 2010

la miró con miedo

.
.

.
pero ella solo le contestó:


que no sepas darte cuenta si voy a comerte la boca de un beso
o si voy a golpearte hasta que mueras
es, además de un arrebato (levemente) bipolar,
la razón por la cuál no hago ninguna de las dos cosas.






.

1 comentario:

Valèrie dijo...

¡Pero es que algo hay que hacer! me tiro por la primer opción :p